Ver en Galego

Noticias de Ence en Pontevedra

Volver al listado

Ignacio Colmenares, CEO de Ence: Contra los incendios, la rentabilidad es la clave

eucalyptus-544084_1280.jpg

26 de octubre de 2017.- Por más que se empeñen los de siempre, en atacar al pino o al eucalipto y acusarles de ser la causa de los incendios en Galicia, así no van a evitar tragedias como las vividas estos días, con cuyas víctimas nos solidarizamos desde estas líneas. Se empeñan en organizar protestas plagadas de mentiras, en arremeter contra propietarios, trabajadores o empresas forestales como Ence, sin importarles el daño que provocan. Proponen medidas que no evitarían incendios.

Frente a estas actitudes populistas, destructivas e irresponsables, en Ence optamos por un análisis con datos objetivos y verídicos; por buscar soluciones reales y viables. La ola de incendios ha sido consecuencia de actos criminales de desalmados que, aprovechando la sequía, los fuertes vientos y el abandono del monte, provocaron intencionadamente esos terribles fuegos. Es radicalmente falso que el eucalipto arda más que otras especies. Veamos algunos datos oficiales que no admiten controversia.

Según el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, menos del 1 % del eucaliptal gallego arde cada año. De todo el monte que arde anualmente en Galicia, un 7 % son plantaciones de eucaliptos, un 13% son plantaciones de pinos y un 72% es monte abandonado.

La inmensa mayoría de los incendios son provocados, muy pocos son naturales. Esto son los datos verdaderos, lo demás son infamias para hacer campaña política populista a costa de la industria forestal.

El eucalipto representa el 17% de la superficie forestal de Galicia, pero aporta el 60% de los ingresos a más de 80.000 propietarios forestales y a miles de trabajadores rurales y a cientos de empresas. Unos ingresos que redundan en el cuidado del monte y en reducir radicalmente los incendios. Lograr un monte rentable no está en contradicción con la diversidad de especies. Hay espacio para las frondosas autóctonas y para las productivas como el eucalipto y pino. La ley tiene que ser más severa con los propietarios de monte abandonado, y quizás también pueda obligar a las explotaciones forestales a tener rodales de frondosas autóctonas y más cortafuegos. Y se tiene que acabar con las causas que provocan incendios provocados.

En los montes bien cuidados apenas hay incendios porque se limpian porque son rentables. En cambio, son los montes abandonados los que los criminales queman por diversas razones. Quitar eucaliptos o pinos provocará más incendios porque será monte abandonado.

Dejen de hacer política fácil y populista, busquemos soluciones reales. Sólo hace falta que los de siempre abandonen los prejuicios, los intereses espurios y colaboren para que el monte en Galicia sea rentable y diverso, y que satisfaga las necesidades de todos, porque es posible.

show_cookie_policy: 1